domingo, enero 04, 2009

2008… Fuera de acá ¬¬

2009? Qué haremos con vos?

Como siempre, todo el mundo deseando “Felicidades” y esas cosas, no? Algunos porque lo sienten, otros por puta y sana (¿) costumbre, otros en muestra de mera hipocresía y otros tan sólo “porque sí”.

Año raro el que pasó…la verdad que sí! 
Demasiado esquizofrénico para mi gusto. 
Alguien me comentaba días pasados sobre mis cambiantes estados y me llevó a la reflexión sobre que tan bueno pueda llegar a ser eso, sencillamente porque a veces noto que “estoy con cambios” que no es lo mismo que “estar en permanentes cambios”. 
Por el contrario, observo nocivo y perjudicial eso, dado que esos cambios tienen que ver con el entorno y no con uno.

Vamos a lo positivo, que no todo es malo:
Abandoné cierto ostracismo al cual me estaba sometiendo por decisión propia. Es bueno a veces estar sólo, pero cuando esa soledad es para el reencuentro con uno, cuando es el espacio precisamente para la reflexión. 
Cuando ésta dejar de ser tal, para convertirse en “maquinación”, sólo deviene el tormento personal que a nada conduce.
Y salí de eso, después de un muy largo tiempo (más del que cualquiera pudiera imaginar).
Reencontrarme con vos, también fue algo muy fuerte, muy intenso: ambos somos buenas personas y no merecíamos estar así. Hoy sabes que estoy y yo sé que vos estás, más allá de todo y por sobre todo. 
Por respeto a lo que fuimos, debía ser así.  
Por respeto a lo que somos, debe ser así.
Y siempre te voy a querer (y vas a hacer lo propio conmigo), aunque sea de forma diferente a la de otros tiempos. Nos debíamos esa reconstrucción de nuestra relación humana y me pone feliz que así haya sido y me hace bien verte bien!
Nunca olvides (y sé que no lo haces) que tu felicidad es la mía. También sé que tus deseos para conmigo son idénticos.
La salud de mi madre también es algo que nos ha tenido a maltraer a todos con el tema de su operación, y hoy la dicha de poder observarla bien es impagable.  
A los casi 40, aprendí a poder decirle “te quiero” y abrazarla al verla (siempre fui un tanto temeroso de esas manifestaciones…tal vez porque el don de la escritura me haya facilitado las cosas para hacerlo por ese medio, no por falta de sentimiento que es lo que siempre me ha sobrado – y me vanaglorio por ello, siempre!-).  
La reconstrucción de ciertos lazos rotos, entre algunos de mis seres más queridos sobre el final del año, también me satisface. Siempre me sentí responsable de esas rupturas, no por ser culpable, sí por no poder haber hecho nada por evitarlas. Tal vez porque siempre me tomé demasiado en serio el “papel de mediador” que indirectamente me legaron y que inconscientemente me fueron otorgando. Ha sido una carga muy pesada esa, para mí y es algo que suelo reprocharle a mi fallecido padre. Pero ya está: lo asumí yo, nadie me obligó, no?  
Y mis amigos son otra cosa que rescato, siempre y por sobre todo…La gente que en verdad me conoce, que sabe lo que soy, que sabe de mis convicciones y mis principios, ideales ellos por los que soy capaz de renunciar a lo que sea con tal de no traicionarme.
El 24 por la tarde, salió a la luz este tema. Una de mis hermanas me decía: “yo también tengo eso, es como que fuimos hechos de esa forma, con esa madera, pero no comprendo porqué es algo tan fuerte en vos, cómo se te hizo carne eso…porque a la larga termina siendo perjudicial para vos mismo”. 
Y es verdad, pero hoy por hoy no puedo modificarlo.
Mi sobrina de 17 me oía con atención, y me observaba cerca de un estado de admiración que por un lado reconforta, pero por otro preocupa. 
Quien quiera llegar a vivir con cierta paz, debería poder manejar esto. Por eso le sugerí (nadie tiene la suficiente autoridad moral para dar consejos…nunca lo hago) que no trate de imitarme, porque serán más las veces que se dé la cabeza contra la pared, que las que pueda abrir puertas.
Así es…
Familia, Amigos….Salud (otro tema por el cual agradecer…Ya en el 7º año de mi infección con HIV no puedo dejar de agradecer por cómo me encuentro sin siquiera haber tenido que tomar nunca el famoso cóctel!)….
Eso es lo que más importa!

Y hablaba de año “esquizo” en algún modo, y la verdad que sí. 
Porque todo lo bueno que pudiera aparecer, empezó a mezclarse con circunstancias no deseadas. Alguna situación familiar que prefiero omitir (y que no sé hacia donde derivará) y la aparición de la defraudación en ciertos niveles de mi vida, son los elementos más notorios.
La defraudación es terrible!!!
La defraudación no es concebible en mi mundo propio. 
Es inaceptable para mí, la existencia de ciertos actos de la gente. 
Y eso fue por un año tema de mi terapia, hace ya un tiempo: “el problema entre cómo deben ser las cosas y cómo son en verdad”. 
Y aún hoy, es insuperable para mí admitir esto =(.
Tal vez me hayan criado con el concepto que “la gente es buena” y siempre creo en la gente.
Por un lado, esto me ha permitido tener la calidad de amigos y amigas que tengo: Ellos son de fierro! Ellos son gente que nunca va a cagarte! Y eso es invalorable!
Pero por otra parte, te convertís en carne de cañón de toda “hijadeputes” que pulule por el mundo! 
Ojo: tampoco suelo ser reincidente! Cuando te elimino de mi planeta (de mi faz), te elimino, y ya no hay vuelta atrás (eso lo aprendí a hacer con el tiempo, antes era menos duro en ese aspecto). 
Y como decía, sufrí de esas estafas. A nivel laboral y a nivel personal.
A nivel laboral siempre he pecado de “brutal honestidad” (y cierta ingenuidad también, vale reconocer algunos propios errores) y eso molesta. 
Estamos viviendo en un tiempo donde el individualismo se ha exacerbado tanto, pero tanto, que nadie es capaz del menor atisbo de crítica puertas afuera. Puertas adentro, todos saben a realidad de las cosas, pero se engañan y viven engañados! 
Y molestas cuando hablas!...te convertís en una especie de “revolucionario” del sistema, y de tildan de “negativo”!
Por favor….si soy capaz de no levantar el culo de la silla si el laburo viene pesado! Y lo saben también!
Basta tan sólo – además - con ver cómo se retira la gente que pasa por mi escritorio, cómo me saludan, cómo miran mi nombre en el caballete para llamarme por el mismo, y lo agradecidas que se van con la calidad de atención recibida, la prontitud de la misma y la resolución favorable y rápida de los inconvenientes planteados!  
Los otros días un cliente me decía: “Flaco…sos el único que labura acá”. “Es que me tocaron trámites fáciles y rápidos, sólo eso”, le dije… 
Y algo de eso había, ciertamente, pero también la gente se da cuenta quién es quién en cada lugar!..lo perciben! 
Suelo ser receptor de preguntas de gente que anda a la deriva y siempre fue así. Pueden haber diez escritorios en fila, pero de 10 personas, 7 vienen al mío a preguntar algo!
Odio a veces eso, porque no tenés respiro, y siempre fue así: cuando tenía 20 años o ahora. La gente capta ciertas cuestiones. 
Y no soy el único así, eh! Tengo compañeros de laburo que me los llevaría a una guerra si tuviera que elegir con quién ir…(sino, va a parecer que soy la Madre Teresa de Calcuta, y no es así, para nada). 
Pero eso no importa: lo que realmente interesa es la cintura política que pudieras llegar a tener, o el “lameculismo” al que estés dispuesto a entregarte!
Y todos lo saben, pero nadie lo dirá. No aquellos que tienen cierto grado de poder, o aquellos que aspiran a tenerlo. Entonces, te rompes el culo y te pagan con una patada bien de lleno precisamente en el mismo.
ESO ES DEFRAUDACION!.....y con eso he tenido que lidiar más enfáticamente durante este año!
Pero NADIE….ABSOLUTAMENTE NADIE, puede venir a reprocharme nada! Ni falta de responsabilidad, ni falta de compromiso, ni falta de contracción al trabajo, ni falta de resolución de las cosas. Cualquiera que haya necesitado algo durante ese año en el que ocupé determinada posición (a nivel laboral, ficticia en cuanto a reconocimiento del cargo y dinero), lo tuvo! Nadie puede decir que no.
Sólo puede endilgárseme la citada HONESTIDAD BRUTAL, sólo eso.
Pero ya está…..ya veré qué hago de mi existencia al respecto.

Y decía que a nivel personal he sufrido lo mismo.
La gente traiciona, la gente se equivoca y es incapaz de reconocerlo.
A veces es preferible encontrarse con un delincuente que confiesa su delito, que con otros personajes que se muestran al mundo como incapaces de cometer ciertos pecados (no en el sentido religioso, que va!...que muy lejos estoy de eso y a ver si alguno se confunde!) y siguen negando la existencia de los mismos, aunque la encuentren saliendo de la habitación con sus manos ensangrentadas, tu cabeza en una de ellas y una cuchilla en la otra!...
Seguramente argumentarían que querían dar aviso de tu asesinato y no se dieron cuenta de su imprudencia al tocar las pruebas. 

Por Dios! 

Hay cosas que un ser humano no puede ni debe perdonar. 

Y hay cuestiones de las que no se vuelve, jamás!
Lo peor de todo es eso, que ni siquiera son capaces de callarse la boca y seguir su camino, sino que a toda costa van a tratar de hacerte ver como el “desconsiderado” que confunde las cosas, que “cree todo lo que le llega y le dicen”.
Esa gente es así. 
Ya ni les queda un poco de dignidad de la que hablaba, de llamarse a silencio y no comentar nada. 

Siempre suelo decir que en muchas ocasiones, “soy el que descubre el crimen y lo denuncia. Pero finalmente termina resultando que el asesino es el mayordomo, que no es otro más que precisamente yo!”
Lo que más molesta a esa gente es que en el fondo, saben cómo son las cosas y que a pesar de querer hacerle creer al mundo y hasta a vos mismo, que no “hizo nada malo”, saben que lo hicieron.
Por suerte – para ellas -, se cruzan con gente como yo, que puede reaccionar con una puteada fácil al enésimo intento de su parte de “Eh…que decís? Yo no hice nada”, y no de otra manera, y que es incapaz de tomarse revanchas más allá de éstas putas líneas en un puto blog! 
Lo bueno de todo esto, es que quienes en verdad me conocen no darán lugar a determinadas cuestiones. 
Como reza el dicho: “Creer o reventar”….lamentablemente, algunos elegirán reventar! Allá ellos!

Siempre he sido un tipo tremendamente emotivo…La emoción es lo que me mueve, pero también tremendamente analítico, por demás analítico diría! 
Esa mezcla, estalla en mí…no es buena! 
Por ende, cuando tomo una decisión es con la convicción y con el conocimiento de las cosas. No me arrebato en sospechas de nada. La duda me aniquila, la certeza me libera!
Y necesito certezas…Y Siempre las obtengo! (no lo dudes ni un poquito).
Un amigo me decía por msn días pasados: “cuando se huele mierda es porque hay mierda”, y ya hace rato que venía oliendo a mierda en algunas cuestiones.
Y no me equivoco! NUNCA! 
Por más soberbio que parezca, es así. Por lo que antes expresaba: si no tengo certezas no puedo actuar, por lo cual no paro hasta despejar los fantasmas y ver el sol (o la luna, quién sabe) y saber la verdad de las cosas.
Lo triste es que hay gente a las cuales les abrís las puertas para su salida y se siguen queriendo perpetuar en tu vida. Les das la posibilidad de salvar algo de su dignidad y nada, siguen eligiendo el camino de estar, sabiendo que la mentira tiene patas cortas, siempre.  

Lo malo y lo realmente duro de las estafas no es lo que perdés – porque por el contrario estás ganando al saber verdaderamente con quienes podes contar – sino el grado del sentimiento de defraudación que te invade.
Nadie es merecedor de estas cosas, pero cada uno sabe en mayor o menor medida si ha hecho algo para provocar las mismas. Y cuando te das cuenta que no, que realmente sos de aquellos que menos merecen este tipo de bajezas, duele más aún.
Pero ya está, es lo que te permite salir adelante con más fuerza. Lo que no mata, fortalece, dicen! (será por eso que mi salud sigue intacta como dije antes…).
No son cuestiones de estatus laboral, no son cuestiones de dinero, no son cuestiones de amor…. 
Lo que lastima es otra cosa. Yo aprendo rápido a separar las cuestiones.
Puedo pasar de sentir cariño, a querer y luego tal vez a amar….
Pero por el contrario, cuando sé dónde estoy pisando, puedo pasar a aborrecer, sentir lástima y con el tiempo ignorar (ahí es cuando paso increíblemente - y en cuestión de días – de ser el muchachito bueno de la película a convertirme en el asesino del mismo).
Camino a ese último estado voy, para con todos aquellos que me han defraudado.  
Como dije antes: “NADIE PUEDE VENIR A REPROCHARME ABSOLUTAMENTE NADA…NO A MI!”

A los únicos a los que deba seguramente PEDIRLES DISCULPAS, es a MIS AMIGOS. Los tengo olvidados. Ellos sí pueden demandarme falta de atención, de compromiso, de cuidado de las relaciones humanas, porque suelo desaparecer.
Pero curiosamente, ellos son los que siempre siguen estando, los que me siguen llamando por teléfono y dejándome sus mensajes, aunque nunca me encuentren.
Tal vez porque son los que realmente me conocen y saben de estas cuestiones.

Lo único que puedo pedir para este año que comienza, es autenticidad de parte de aquellos que estén cerca mío. 
Eso, mi familia, mis amigos, mi salud, mis afectos…que todo eso esté bien y que ellos también estén bien.
Nada más…
No sé si resultó un balance, o una catarsis personal…
Pero en eso tienen que estar centrados mis esfuerzos para este 2009, en dedicarle mi tiempo a mis afectos y a mí, y no en malgastarlos en cosas que no valgan la pena y no darle a quien no se lo merece, nada de mi sensibilidad.

Tengo que aprender a hacerlo. Ese es mi desafío personal desde hace años y nunca lo he logrado. Ya es hora…
Sino, se me ha de ir la vida misma en el intento.


Besos y Abrazos.

Richard(((((((Corazondelator))))))).

2 comentarios:

Voladoraa dijo...

te comente todo por facebook.
pero ahora qe abri aca, me dieron ganas de comentar mas(?

'Como siempre, todo el mundo deseando “Felicidades” y esas cosas, no? Algunos porque lo sienten, otros por puta y sana (¿) costumbre, otros en muestra de mera hipocresía y otros tan sólo “porque sí”.'

yo no dije felicidades ni nada de eso. mande mensajes personales a cada persona, con un tono tal vez egocentrico no se. y decia algo como ' que tengas un 2009 lleno de Pau, y (inserte aqui algo que se me pasara por la cabeza)

no se. askjgaklgjalk

Richard dijo...

jaja...me encantó!

:)

gracias por todo, Voladoraa!